¿Quiénes Somos?

La Gran Logia de los Andes se gobierna según los principios tradicionales de la Orden Universal que hoy conservan vigencia, con arreglo a sus propia Constitución y bajo el rigor de principios legales regularmente adoptados en ejercicio y en función de su soberanía. Como Institución docente tiene por objeto el perfeccionamiento del hombre y de la Humanidad. Promueve entre sus adeptos la búsqueda incesante de la verdad, el conocimiento de sí mismo y del hombre en el medio en que vive, en procura de alcanzar la fraternidad universal del género humano. No es una secta ni un partido político. Exalta la virtud de la tolerancia, a la vez que rechaza toda afirmación dogmática y todo fanatismo. Aleja de sus Templos las discusiones de política partidista o de sectarismo religioso. Sustenta los postulados de Libertad, Igualdad y Fraternidad, comprometidos en el alcance de la justicia social, y en contra de los privilegios y la intolerancia.

Gran Logia de los AndesLa Francmasonería es una Institución universal, esencialmente ética, filosófica e iniciática, con una estructura fundamental constituida por un sistema educativo tradicional y simbólico; fundada en sentimientos de Fraternidad, como centro de unión para los hombres de espíritu libre y de todas las razas, nacionalidades y credos. A la masonería solo se ingresa por medio de la Iniciación, y su programa de formación simbólica reconoce únicamente los grados de Aprendiz, Companero y Maestro.

Como Institución docente tiene por objeto el perfeccionamiento del hombre y de la Humanidad. Promueve entre sus adeptos la búsqueda incesante de la verdad, el conocimiento de sí mismo y del hombre en el medio en que vive, en procura de alcanzar la fraternidad universal del género humano. A través de sus miembros proyecta sobre la sociedad colombiana la acción bienhechora de los valores e ideales en que se sustenta. No es una secta ni un partido político. Exalta la virtud de la tolerancia, a la vez que rechaza toda afirmación dogmática y todo fanatismo. Aleja de sus Templos las discusiones de política partidista o de sectarismo religioso. Sustenta los postulados de Libertad, Igualdad y Fraternidad, comprometidos en el alcance de la justicia social, y en contra de los privilegios y la intolerancia. Los francmasones se reconocen entre sí como Hermanos donde quiera que se encuentren; se deben ayuda y asistencia; y tienen además, la obligación de practicar la solidaridad humana. En la búsqueda de la verdad y en el logro de la justicia, los francmasones tienen el deber de mantenerse en un lugar de avanzada en el proceso evolutivo e integrador del hombre y de la sociedad. Los francmasones respetan la opinión ajena y defienden la libertad de expresión.

Tema creado por Anders Norén